Aumentan las renuncias a las herencias en los años de crisis

Avales, deudas y el impuesto de sucesiones, causas de la renuncia en herencias

Los pagos que deben realizar las familias o el heredero de un fallecido son las principales causas del aumento de las renuncias en herencias desde que empezó la crisis. Y todo ello se acentúa más en las comunidades autónomas donde el impuesto de sucesiones es más alto, como Asturias, Andalucía o Murcia.

El impuesto de sucesiones ha querido ser cambiado por cada uno de los partidos que ha estado gobernando, pero no se encuentra una homogeneidad para todas las comunidades autónomas. Como datos, el Consejo General del Notariado establece que hubo 359.294 legados el pasado año, y el 9,5% de estos (34.320) fueron rechazados.

Ello sucede por la cantidad de pagos que debe hacer frente el heredero, con el impuesto de sucesiones estimado. De manera que, si a última instancia, no se encuentra comprador, al no poder entregarse el bien como forma de pago, los clientes normalmente renuncian a esta herencia.

Los profesionales comentan que suelen abundar los casos en que los familiares heredan avales o deudas, mientras que otro factor decisivo para la renuncia es el de los impuestos. Las diferencias entre comunidades son evidentes, mientras que en algunas no se paga nada, como Madrid, que tiene una exención del 99% para herencias de los padres a sus hijos, en otras el pago es muy alto, como en Asturias, donde casi una de cada seis herencias (14,9%) no es aceptada por los herederos.

Además, otras comunidades como Mallorca, que tiene un impuesto de sucesiones bajo, hacen que se incremente en herencias que se dejan a otros familiares, tíos, sobrinas… El gobierno actual ya ha anunciado nuevas medidas para aunar criterios entre todas las comunidades respecto al pago del impuesto de sucesiones.